La extracción o pérdida de una pieza dental deja un hueco en nuestra sonrisa que afecta tanto a nuestra estética como a nuestra salud. Este hueco propicia el desplazamiento y apiñamiento de los dientes y facilita la acumulación de placa bacteriana, pero gracias a los avances en odontología podemos solucionarlo con rapidez.

Existen técnicas de vanguardia, como la carga inmediata, mediante la que podemos colocar una corona provisional en el mismo día en el que se realiza la intervención quirúrgica para colocar el implante. ¡Te contamos cómo funcionan los implantes inmediatos y qué condiciones debes cumplir para poder optar a este tratamiento!

¿Cómo funcionan los implantes dentales inmediatos?

Los implantes dentales son la mejor solución para restaurar las funciones estéticas, masticatorias y fonéticas del diente que hemos perdido. El único inconveniente de este procedimiento es que hay que esperar aproximadamente 3 meses con el implante incompleto mientras se realiza la osteointegración; es decir, que el hueco se mantendrá hasta que el implante esté completamente integrado en el hueso y podamos colocar la corona que imita al diente.

En nuestra clínica dental en Lleida, colocamos implantes de carga inmediata. Esta técnica tiene la ventaja de que nos permite colocar una corona provisional en la misma sesión en la que colocamos el implante, por lo que en menos de 24 horas podrás recuperar tu sonrisa.  Esta corona se fabrica con un material biocompatible y no se diferencia de los dientes naturales.

Pasado un tiempo, esta prótesis temporal se sustituye por una definitiva; de modo que con este tratamiento evitarás tener un hueco en tu dentadura mientras se realiza la osteointegración.

Ventajas de los implantes inmediatos

  • En 24h volverás a lucir tu sonrisa
  • Al cubrir el hueco, evitas la proliferación de bacterias en torno a la encía
  • La prótesis temporal cumple las mismas funciones que un diente natural
  • Se reduce el número de intervenciones
  • Se reduce el plazo de espera
  • Podrás volver a comer con normalidad

¿Quién puede llevar implantes inmediatos?

No todas las personas son aptas para el tratamiento con implantes inmediatos. Es necesario realizar un estudio completo en el que nuestros expertos implantólogos valoren cada caso de forma particular y decidan en función del estado de su salud dental.

Para poder colocar los implantes inmediatos el paciente tendrá que cumplir con una serie de condiciones:

  • El hueso maxilar debe encontrarse en buen estado y tener suficiente volumen
  • No tener bruxismo. Los efectos de esta patología pueden provocar el desgaste de la corona temporal, por lo que este tratamiento está desaconsejado a menos que el paciente emplee férulas de descarga para controlar la fricción.
  • Tener encías y dientes sanos. Para poder colocar cualquier tipo de implante antes hay que revisar que el paciente no padezca ninguna enfermedad periodontal.
  • No tener problemas de mordida. Si hay maloclusión dental debemos solucionarla previamente, o bien tener en cuenta la necesidad de ortodoncia a la hora de elaborar el plan de tratamiento con implantes.
  • Que, en caso de haber sufrido un traumatismo, la raíz del diente perdido no se haya visto afectada.

Los dientes que más se prestan a este tratamiento son los caninos, incisivos y premolares. Los molares soportan más carga, por lo que en su caso no se recomienda esta técnica.