LIFTING CON CÁNULAS Y ÁCIDO HIALURÓNICO

Una buena opción para no pasar por el quirófano que corrige arrugas y volúmenes perdidos

Infórmese sin compromiso

Una piel joven es suave y elástica y contiene una gran cantidad de ácido hialurónico. A medida que envejecemos decrece la capacidad de las células de la piel para sintetizar ácido hialurónico con lo que el contenido en la piel de éste empieza a decrecer. Dado que el ácido hialurónico ayuda a que el agua se fije a la piel, también disminuye la capacidad de esta para retenerla. En consecuencia la piel se vuelve menos capaz de restaurarse después de comprimirla o presionarla.

Hasta hace poco, se ha recomendado y realizado tratamientos faciales de corrección de arrugas e inestetismos en 2 dimensiones. Es decir, simplemente se trata de mejorar la profundidad de unos surcos nasogenianos o de marionette lines (líneas de la amargura) o cualquier otra reposición de volumen en el óvalo facial.

Cuando comparamos dos fotografías de una misma persona con varios años de diferencia, nos damos cuenta que en la foto de más edad, esa persona la visualizamos como más envejecida. Esto es debido fundamentalmente a la pérdida de volúmenes y descolgamiento facial o flacidez.

La corrección en 2D mejora el aspecto porque suavizamos las profundidades de los surcos pero si no “reposicionamos” los volúmenes perdidos, el resultado, a menudo, es mediocre. Para conseguir un resultado óptimo, tenemos que pensar en 3D, es decir en tres dimensiones. Se trata de hacer un tratamiento global donde no sólo se corrigen surcos sino que también se corrigen los volúmenes perdidos.

Para ello utilizamos unas cánulas especiales con punta roma (punta redonda no afilada) de una determinada longitud con dos finalidades:

  • Conseguir unas líneas de tensión con ácido hialurónico.
  • Reposicionar los volúmenes en zonas como pómulos, mentón y óvalo mandibular.

Otra de las ventajas de este tratamiento global es que al tener las cánulas de punta roma, no se producen laceraciones de los tejidos con lo cual el riesgo de hematoma es prácticamente nulo.

El ácido hialurónico es como una esponja. Tiene la capacidad de retener mil veces su peso en agua. Teniendo en cuenta esta propiedad además de ser el más excelente reposicionador de volumen, se hidrata la piel en profundidad y los resultados son óptimos: Un rostro que ha recuperado no sólo la juventud sino que ha aumentado la turgencia y luminosidad de la piel.

Infórmese sin compromiso

A través de nuestro formulario:

Seleccione especialidad:

Acepto las condiciones de uso y privacidad

Llamando al:

973 98 24 52

O si lo prefiere, puede dejar su teléfono y le llamamos nosotros: