Dientes de leches, los cimientos de una sonrisa sana.

branemark-lleida-odontopediatra

  • Para mantener los dientes sanos, es igual de importante vigilar lo que comen y beben los niños que asegurarse que se cepillan diariamente los dientes después de comer.

  • Deben evitarse hábitos que resultan perjudiciales para los pequeños como mojar el chupete en miel o sustancias azucaradas.

  • La primera visita al odontopediatra se recomienda hacerla en el primer año de vida de los niños.

 Una buena higiene bucal debe comenzar a una edad temprana no sólo para tener unos dientes sanos y fuertes en la etapa adulta, sino para que la rutina diaria de limpieza se mantenga.

Es por ello, que los dientes de los niños se deben cuidar desde el primer momento. Así, para limpiar los primeros dientes es recomendable utilizar una gasa húmeda después de cada toma. Este pequeño gesto hará que limpiemos posibles restos de alimentos, y el niño se irá acostumbrando al hábito.

A medida que vayan apareciendo nuevas piezas dentales, los pequeños deberán aprender a cepillarse los dientes ellos solos utilizando distintos cepillos según sus necesidades. Los padres deberán supervisar el cepillado hasta que los pequeños tengan la habilidad suficiente para ello, en torno a los 8 años.

Lo ideal es que se laven los dientes tres veces al día -una después de cada comida- pero es especialmente importante que nunca se olvide por la mañana, después del desayuno, y antes de irse a la cama.

 Diez consejos para cuidar los dientes de leche:

 

  1. Lavarse los dientes, al menos dos veces al día.
  2. Cepillarse todos los dientes.
  3. Utilizar un cepillo adecuado a las necesidades de los niños.
  4. Utilizar dentífricos con una concentración de flúor adaptada a la edad de los niños.
  5. Animar al pequeño a que sea responsable de su higiene bucal en función de su edad. Siempre con un control por parte de los padres.
  6. No abusar de “chuches”, o alimentos azucarados y pegajosos, ni de bebidas azucaradas.
  7. Incrementar el consumo de lácteos, frutas y verduras.
  8. Evitar comer entre horas.
  9. Acudir a revisiones semestrales con el odontopediatra.
  10. Los padres deben ser un ejemplo a seguir en higiene bucodental.