¿Alguna vez te has despertado con dolor de cabeza, de dientes o incluso de mandíbula? El principal motivo de que pase esto es el hábito de rechinar los dientes durante la noche, algo que se conoce comúnmente como bruxismo. Nuestros odontólogos consideran que este hábito es provocado por la ansiedad y el estrés, pero también, tener los dientes mal alineados puede provocarlo.

¿Qué es el bruxismo?

Se trata de una condición que tiene lugar cuando una persona rechina o aprieta los dientes. Lo más normal es que surja durante la noche de manera inconsciente mientras dormimos, pero también se puede producir durante el día. Este hábito puede provocar que los dientes se desgasten, se fracturen o incluso hasta pueden astillarse, haciendo que se vuelvan más sensibles. Hay personas que se a veces se despiertan con dolor de mandíbula y jaquecas provocados por la rigidez de los músculos de la mandíbula que se produce cuando rechinamos los dientes. ¿La causa de este hábito podría ser la tensión, la ansiedad o la frustración? ¿Puede deberse a que sus dientes no están alineados correctamente algo que se conoce como maloclusión? El bruxismo también puede provocar trastorno de la articulación temporomandibular, también llamado ATM, un problema que sufren los músculos de la masticación del maxilar inferior. Lo más importante, independientemente del motivo es realizarse una evaluación con nuestros profesionales para buscar una solución al problema.

 bruxismo

¿Cómo puedo combatir el problema?

La solución a la que más se suele recurrir es un protector bucal nocturno, como medida de prevención del bruxismo. Se trata de un protector de acrílico duro que se coloca sobre los dientes, superiores o inferiores dependiendo del caso, para evitar apretar y rechinar los dientes de forma inconsciente. La creación de este aparato es sencilla, tomaremos una impresión de sus dientes y luego se podrá crear su propio protector bucal hecho a medida. Este aparato se llama férula de descarga.

estres-bruxismo

Ya que el estrés es uno de los principales factores involucrados en este problema, las técnicas de relajación pueden ayudar, intentar tranquilizarse antes de dormir, tome un baño o ducho relajante o incluso beba una infusión antes de ir a la cama.

Con la vuelta al trabajo después de vacaciones, podemos sufrir estrés y debemos tener cuidado con este tipo de trastornos, para que nuestra boca no sufra.

En cualquier caso, nuestros profesionales te ayudarán a poner solución si tienes un problema de ATM, pide tu primera cita sin compromiso y tratarán de cerca tu caso.